Crónica sos4.8 [por Paco Turégano]

¿Por qué no había gente guapa en el festival?

Murcia que hermosas eres, y más ahora que tienes un festival de “acción cultural” a un precio insuperable. Tan insuperable que agostaste todas las entradas semanas antes del festival [¿qué pasó con el 10% de taquilla?].

Como la cuestión musical depende de la vara con que mida cada uno, me detendré más a relatar mis impresiones sobre la infraestructura de tan magno acontecimiento. Para empezar, el tema del aparcamiento estaba más complicado que ver a Belén Esteban representar a Medea en la scala de Milán pero no imposible, claro. Tras tres cuartos de hora siempre se podía encontrar un hueco, incluso con un poco de suerte en lo que sin duda fue la revelación del festival, el parking del Eroski, donde experimenté todo tipo de vivencias, llegando a interactuar con murcianos, tarea harto difícil para mí persona ya que me cuesta bastante entender su cerrado acento.

Cuando fui a recoger la acreditación me vi sorprendido por una cola en la que estuve más de hora y media, debido principalmente a la escasez de taquillas destinadas a tales fines [poner otras cuatro más hubiese producido un aumento del presupuesto inadmisible]. A pesar de que mucha gente le echó morro y se coló, mantuve el buen humor, al comprobar que no todo iba a ser malo, las barras tenían un tránsito inferior a lo esperado [quizás porque la gente bebía fuera] y comprar tickets tampoco suponía una pérdida de tiempo grande, lo de que se agradecía. En cuanto al precio de las cosas, no difería demasiado del de otros festivales, lo cual tampoco es que sea una alegría, pero ya contábamos con este hándicap.

El número de inodoros portátiles [una de las cuestiones más importantes de todo festival] parecía adecuado, y las colas no fueron demasiado largas, también hay que añadir que sólo se desbordaron un contado número de ellos, pero en general tampoco habría porqué quejarse con respecto a este asunto.

En una pequeña cabina actuaban muchos Djs durante todo el día, se llamaba el S.O.S. club, y al echar un vistazo a su programación me dio sensación de que, salvo honrosas excepciones, solo era una excusa para meter a todos los djs locales y de los alrededores, y tener un poco de bombo durante todo el día para contentar a ese grueso del público que venía a “pegarse la fiesta”.

Justo en frente había un auditorio, si hubiese llegado a tiempo supongo que hubiese ido a ver a los Tindersticks, pero no pudo ser. Más tarde me comentaron que hubo unas colas tremendas para entrar, así que di el asunto por finalizado y no volví a preguntarme más que estaba pasando dentro.

Al escenario patrocinado por la marca de licor alemán me acerqué solo el viernes, y las baterías estaban muy mal sonorizadas. Tanto en los Crystal Castles [que a los jóvenes de mi alrededor pareció encantarles] como en Delorean retumbaban más de la cuenta, estos últimos hicieron un concierto bastante irregular. Luego salió un señor que es Dj residente del Razz, y empezó a pinchar cosas del pop que no me gustaban mucho así que ahí lo dejé.

Al día siguiente me acerqué al escenario grande, Madness me parecieron una versión un tanto “aseada” de ellos mismos, Orbital llevan haciendo el mismo concierto desde hace 15 años [muy bien ejecutado, eso sí] y Fatboy slim dio exactamente lo que se pedía de él para alegría del personal allí congregado. Este escenario patrocinado por una marca cervecera me pareció que sonó mejor.

También había una cosa llamada S.O.S cabaret donde gente del mundo del espectáculo cabaretero actuaba. Tampoco me decidí a pasar.

Por lo visto, en Murcia quieren demostrar al resto del levante que les gusta el jolgorio tanto como a los valencianos y, después del festival, en diferentes clubs se organizaron una series de “afters” bajo el  más seductor nombre de “OFF FESTIVAL” donde repetían nombres del cartel del recinto y se sumaban Djs locales que no parecía que hubiesen tenido hueco en él [supongo que por problemas de horario].

Del camping me contaron cosas tan terroríficas que prefiero no incluirlas en este texto.

La sensación que me llevé del S.O.S  4.8  fue  la de que se ha convertido en una alternativa al FIB para todas aquellas personas que piensan más en pasarlo bien con sus amigos con algo de música de fondo, y que el cartel les da más o menos igual, mientras haya algún grupo que conozcan, dado su precio sin competencia casi en todo el panorama estatal.

A nivel personal, el grueso del cartel me pareció de escasa relevancia artística a nivel internacional, bastante inferior al de otros festivales nacionales.

Lo mejor del festival: El parking del Eroski al lado del recinto, lugar de encuentro de la juventud botellonera con multitud de ambientes diferentes para elegir y relacionarte socialmente de manera cómoda, perfectamente acondicionado para la fiesta, si hasta había inodoros portátiles y dependiendo de tu posición hasta podías oír el escenario principal casi como en la zona VIP.

La teoría conspiratoria sobre el inhibidor de señal de telefonía móvil según la cual alguna malvada compañía impedía que los terminales de las empresas rivales tuviesen cobertura. Investigando un poco en la página web del festival no he visto ningún operador de telefonía que haya colaborado, patrocinado o esponsorizado el S.O.S, si alguien tiene más datos les agradecería la información.

Lo peor del festival: El empecinamiento de todo festival [y este en particular] por dotar a sus actividades de una dimensión  artística y/o cultural supongo que para justificar las [ingentes] subvenciones a las que se habrá acogido, la mayoría de ellas  siguiendo un criterio cuanto menos, discutible, pero sobre todo, suscitando indiferencia por buena parte [digamos el ¿98%?] del público, que allí estaba para otros menesteres. Dicho esto, también he de decir que lamento haberme perdido la conferencia de Fernando Arrabal sobre “el arte”.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo críticas, festivales

3 Respuestas a “Crónica sos4.8 [por Paco Turégano]

  1. Paco Turégano

    Te dije que pusieses el título, pero ya lo digo yo:

    ¿Porqué no había gente guapa en el festival?

    esto también va en los contras

  2. El negro de Bañolas

    ¿Qué no había guapos?, dices mientras clavas
    en mi pupila tu pupila azul.
    ¿Qué no había guapos? ¿Y tú me lo preguntas?
    guapo… eres tú

  3. sergio

    este mas que wapo es cabezon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s