Crónica sos4.8 [por Tang de naranja]

Intuimos que el SOS iba a ser surrealista cuando estuvimos a un tris de morir a manos de una ACNEAE que admiraba las preciosas esculturas murcianas y, acto seguido, nos cruzábamos con Mario Vaquerizo [el de verdad, no el marido de Alaska] comiéndose un bocata.

Con agrado, nos dimos cuenta de que habíamos pecado de agoreros porque, contra todo pronóstico, no había colas para recoger la pulsera y pudimos entrar al auditorio a ver a La Bacon Queso que estaba guapa y guapa y reina y reina y reina. Nos convertimos en señoras que se ponen muy nerviosas porque han visto a Joe Crepúsculo entre el público y quieren que suba a cantar con Anita y luego nos pusimos felices porque, efectivamente, subió y porque, con Julio Ruiz a los teclados, LaBienQue gana mucho.

No nos dio tiempo ni de echarla de menos, porque, sin cambiar y [suponemos] habiéndose puesto perdidos los bajos de la falda rociera, subió a cantar con Joe Dirirí Dirirá [aunque por sus bailes, bien podría haber estado cantando Un pueblo es]

Me tuve que ir corriendo a The Horrors a medias de ver a Joe, con todo el dolor de corazón.  Lo de estar sola entre la muchachada no es lo mío  y, por momentos, casi me desmayo del pánico, pero me gustó descubrir que, la práctica denominada “hacer un M.” es efectiva.  Desde el destierro, admiré el cutis de Alex Kapranos que veía el concierto apoyado en la barandilla de la zona VIP. La verdad, eso me distrajo pero me sobrepuse.

A lo que me fue imposible sobreponerme fue a las proyecciones de Los Planetas [esas imágenes sí que eran los auténticos Horrors]. Mención de honor merece el momentazo en el que J cantaba “mira que eres bonita, qué guapa eres” durante Alegrías del incendio y en las pantallas aparecía una foto de la vírgen [WTF!].

En Crystal Castles las rubias nos quedamos un poco lejos para no coger la lepra y vivimos encuentros tan inesperados como grandiosos. Mientras, mi otra cabeza lo daba todo para intentar morir aplastado en un pogo y no tener una muerte vulgar. Así que, los señores que ligan con famosos llegaron de ver a C.C. con las camisetas rotas,  un montón de frases obscenas resonando en su cabeza, despeinados, felices y con el teléfono lleno de fotos.

En Franz, flilpamos un poco con el savoir faire de Alex Kapranos y, la verdad, tras verlo una se queda con ganas de echarle un buen p… [iropo]. Hacen lo de siempre, vale, pero funciona.  El chou es el chou.

Depués Hot Chip nos regalaron un buen rato repleto de temazos, nos desgastaron las suelas y terminaron de elminar mi núcleo pulposo.

Cuando terminaron los londinenses lloramos y pataleamos por no haber podido ver a Delorean pero nos duró poco y cerramos el recinto con los “negros que pinchaban”. Sorprendentemente, nos encantaron y  dejaron imágenes impagables de encuentros twiteros bajo las palmeras  y de Ade llamándonos para cosas súper urgentes.

Los buses hacia el “polígano” fueron la guerra  [desalojos incluidos] y, aunque vimos la muerte transformada en canción de Seguridad Social, Modesto [que otras veces nos ha dado la puntilla para irnos a dormir] nos resucitó en el 12 y medio. Bailamos, sufrimos el desprecio a Lady Gaga y, ya con algunas bajas de renombre, montamos el único taxi del mundo que llevaba Aventuras de Kirlian.

Las cañas matutinas nos resucitaron y sumaron un nuevo miembro a la expedición que, a la postre, sería la estrella del día siguiente: Bob Esponja. En tanto, explicábamos a unos americanos la esencia del pueblo murciano .

Dormimos 3 horas 3 y nos levantamos mejor de lo esperable. Nos vaciamos los bolsillos para comprobar que nos habíamos gastado setenta euros en cervezas [y que nos habían sentado fenomenal] y los volvimos a llenar con otros tantos para, a poder ser, repetir la diversión de la noche anterior.

El surrealismo volvió cuando comimos en un bar de sobras recalentadas donde pedir dos cervezas se tradujo en que el camarero nos trajera dos litronas. Impagable momento.

Ya dentro del recinto, vivimos una jornada más de risas que de conciertos porque, la mayoría, nos daban un poco igual. Era un día para los fans, que se dividían entre los de las camisetas de John Boy [es decir, los seguidores del “grupo para novias de poperos que, ellas mismas, no son poperas”] y uniforme de rude boy.

Nos quedamos a cuadros al ver que, para lo único que había que hacer cola, era para los coches de choque. Todo se aclaró cuando nos dimos cuenta que los que hacían cola eran los modernos que son de ciudad y no tienen pueblo para ir a la feria. Lo mismo les pasaba en el SOS Club [aka el nido de diseñadores gráficos y horchateras], como no han visitado la Ainoa aquello es novedad [un twittero ilustre lo definió como “SOS Club: a mandíbula batiente”].

El retraso del concierto de los Magic Numbers conllevó esperas y las esperas más risas y chistes fáciles sobre Rosa de España. Incluso se rumorea que una estrella Elefant comentó “Los Magic Numbers no creo que se estén poniendo finos.. bueno, si acaso a chóped”.

Moneamos, cenamos, nos sentamos [casi todos] en el suelo. Un integrante del comando nos abandonó y acuñó la frase del festi [“aquí no hay más que pumchin pumchin, drogas y mierda”]. Bailamos como pollos sin cabeza con el citado pumchin pumchin de Orbital y penamos un poco con Fatboy Slim [porque, claro, como alguno comentó “él está ahí arriba y no paráis de reírle las gracias..]

Nos reímos con El Danubio Azul, peregrinamos hasta casa de la Bienve guiados por el hijo de Norma Duval y nos comimos una magdalena con unos chicos que nos preguntan por qué no hemos ido al Viñarock.

No se puede pedir más. Bueno sí, tostas de jamón pero, eso, lo dejamos para julio.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo críticas, festivales

2 Respuestas a “Crónica sos4.8 [por Tang de naranja]

  1. Paco Turégano

    ha sido ver el vídeo del anuncio “agua para todos” y yo creo que me ha salido un sarpullido

  2. Ade

    No puede ser más fiel a lo que vivimos!
    Me chifla!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s