Las dos bodas de Lolita

El 25 de agosto de 1983 se casaron Lolita y Guillermo Furiase. Se casaron por los pelos. La multitudinaria ceremonia que se tuvo que celebrar en la sacristía de la iglesia de la Encarnación de Marbella se convirtió en un icono de la cultura popular gracias a las frases de Lola Flores ante el gentío que impedía el festejo: “Esto es una vergüenza” o el mítico “Si me quereis irse” son dos involuntarias obras maestras [aunque a mi la que más me gusta es “Mi hija no se puede casar”] a sumar a las muchas en la historia de la gran Faraona.

43 grados. El párroco micrófono en mano pedía a la muchedumbre que abandonara el altar para poder seguir con la misa. La muchedumbre pasaba de todo. Lolita llorando en una esquina. Lola Flores desesperada. Ella quería una boda por todo lo alto porque quería superar a la Pantoja que se había casado hace poco con Paquirri. Todo se desmadró. “¡Iros. Esto es una vergüenza; qué asco de pueblo!”. Lolita muy asustada escoltada por siete policías y de la mano de El Cordobés [el padrino, muy contento gritaba todo el rato “viva la novia” ya iba pasadísimo]. Más de 5.000 personas en un templo donde caben 1.000. Entre las invitadas que pasaron prácticamente inadvertidas: La Polaca, Massiel, Carmen Sevilla, Paquita Rico, Pitita Ridruejo y Carmina Ordóñez, que perdió una cadena de oro entre los empujones. El Cordobés seguía como una cuba. La boda duró 3 minutos. Muy fuerte todo.

Ninguna boda en España ha dado momentos tan fuertes como estos. Entonces… ¿por qué repetirlo? ¿Por qué volver a casarte si tu segunda boda comparada con la primera va a ser insignificante [y encima sin esa madre soltando sus perlas]? ¿No tendría que haber sido al revés, que tu segunda boda sea mejor que la primera?

El fin de semana pasado Lolita violó ese gran momento épico, icono de la España de los años ochenta por el cual pasará a la posteridad, al contraer matrimonio de nuevo, esta vez con Pablo Durán. Un actor conocido en su casa a la hora del té hasta que fue novio de la hija mayor de Lola Flores.

La protagonista de “Rencor” [por la que obtuvo un Goya] y de “Haz la loca…no la guerra” y la intérprete del single más vendido en España en ese año tan importante que fue 1975 [la horrenda “Amor, amor” fue Disco de oro] ha elegido compartir el resto de su vida con el actor cubano tras vivir supuestos romances con el hijo de su mejor amiga y su exnovio Paquirri, Fran Rivera y con el terrorífico presentador Juan y Medio. Ella nunca lo ha afirmado pero tampoco lo ha desmentido, aunque si hacemos caso al quien calla otorga… Su gusto en cuanto a caballeros [por decir algo] vamos a dejarlo correr, eso sí.

La exclusiva de la boda, como no podía ser de otra manera, nos la ha traído la “¡Hola!” que ha sido adelantada al lunes. Hay que tener mala leche para sacar en las últimas páginas de la revista un reportaje de “las claves para las bodas de esta temporada” con la monísima [y cortísima] Nieves Álvarez [bueno, también salen las espantosas hijas de mamá Carla Goyanes y Alejandra Rojas]. A lo mejor tendrían que haberlo publicado unas semanas antes para que todas las invitadas tomaran nota, a destacar Bibiana Fernández, Loles León y Rossy de Palma que individualmente iban fatales pero en conjunto el espanto era aún mayor. ¿Que qué hacían estas allí? Pues al margen de la relación de amistad que tengan ahora con Lolita, la pandilla de Almodóvar es sabido que frecuentaba las sonadas fiestas navideñas en casa de Los Flores donde debían acabar todos a cuatro patas.  Del resto de invitadas no podíamos esperar nada, pues los estilismos no son su fuerte, pero debo mencionar a Vicky Martín Berrocal [que parece que no se pierde una] que a altas horas de la madrugada tuvo unas palabras con Eugenia Martínez de Irujo [al parecer presuntamente a esta última no le sentó bien que la diseñadora de vestidos de flamenco tuviera un “acercamiento” con Fran Rivera…es difícil acertar cual de las dos señoras saldría victoriosa], Maite Cadaval [la hermana de los Morancos] con un vestido/bata y una cara horrorosos ambos, a Cristina Tárrega y su rostro amenazando defecación infrecuente [y…¿qué le pasa? ¿porqué habla así?] y a la doctora María Ángeles Grajal, de la cual me considero fan abiertamente, que se ha pegado un estirón espectacular. Pero estirón estirón. Su marido, Jaime Ostos, compitió con todas las féminas por el codiciado ramo. Sin comentarios. Menuda pareja y menuda familia: incestos, drogas, desmayos, toros, malos tratos, denuncias, querellas, hijos secretos, Gabriela Ostos Alcalá y esas declaraciones [“Mi hermano estaba enamorado de mi madre”], Jaime Ostos vestido de geisha… No es una novela de Jackie Collins. Son los Ostos: una dinastía modélica.

He visto a Belén Ordóñez más gordita y saludable. Espero que esté recuperándose de sus supuestas adicciones.

Alba [la hija de Antonio Flores] posó con su madre y con su tía. He de decir que Alba me cae bien. A lo mejor porque no habla mucho, pero parece buena chica. Madre e hija iban espantosas, eso sí. El hijo pequeño de Lolita y Guillermo Furiase, que ejercía de padrino, se olvidó la corbata en casa.

No puede faltar en “¡Hola!” una foto de todas las chicas juntas [ay…cuánto daño hizo el reportaje de Fiona Ferrer] y las dos fotos de familia: la de los cubanos y la de la familia del Pescailla y la hermana mayor de Lolita [los González Batista], que es la mejor foto de todas, con una chica con un vestido rojo que no nos la queremos imaginar a las 3 de la mañana. Lo imperdonable es que no haya ni una foto homenajeando a La Faraona en este reportaje tan cutre por el que los novios se especula que podrían haber cobrado seiscientos mil euros. No sé…una foto de la parejita debajo de un cuadro…algo así. Pero algo. No hay nada de nada. Menuda campaná. Qué cutrerío, de verdad. Por lo menos Lolita nombra a Carmina Ordóñez y la reconoce como su amiga del alma. Hombre…faltaría más. Ay…Carmina…qué bien se lo hubiera pasado, la pobre. ¡Cómo la echamos de menos!

Paralelamente a la boda se producía en televisión [concretamente en el cada vez más prescindible programa “Sálvame”] un momento de los que desgraciadamente no escasean últimamente: Marta Amaya, que iba a contar su crisis con El Junco, amante de Lola Flores, se encontraba por los pasillos con su ex-cuñada Raquel Bollo. Al parecer no se llevan muy bien. La colaboradora contó atemorizada que la hermana de Remedios Amaya [sí, sí…la que nos dejó tan bien en Eurovisión con esa canción tan bonita que hace poco versionearon Hidrogenesse] la había amenazado. Marta Amaya dijo que no, que ella sólo le había dicho tres cosas. Después averiguamos que las “tres cosas” eran “gorda, puta y falsa”. Raquel, desde una pantalla, con miedo a entrar en el plató dijo que le había llamado “puta” y que le iba a poner una querella, mientras la Amaya contestaba “es que lo es”. Tremenda.

Marta Amaya seguía, nadie le paraba los pies: “para que no les llamen putas, que no se acuesten con varios”, “¿por qué te llaman Bollo?” [es que es mi apellido, contestó la otra] y “tampoco voy a ir con una pistola y le voy a meter dos tiros, no soy de la ETA”. Absoluto bochorno. Que estas cosas pasen en televisiones locales… Pero que se les vaya esto de las manos a un canal con tanta audiencia dice mucho.

por Nacho Badenes

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo noticias

2 Respuestas a “Las dos bodas de Lolita

  1. Guille Catapum:

    Nacho, me ha encantado esta retrospectiva. Bravo. Me gustaría encontrar el programa entero que hizo Lola Flores en Antena 3 “El coraje de vivir”. En el tutubo hay fragmentos pero no está entero.

    Rosario Flores nuestra m.i.a. particular (salvando las distancias y en minúscula)

  2. Nacho B

    Guille:

    Gracias!

    “El coraje de vivir” está en dvd. Lo que no sé es si estará descatalogado o no, pero se llegó a editar:
    http://www.culturalianet.com/pro/prod.php?codigo=20438

    Mi momento favorito es cuando cuenta que Manolo Caracol le pega una bofetada y ella para vengarse le dice “Manolo, te he puesto lo cuernos con… (no me acuerdo del nombre)”.

    De Rosario me gusta su primer disco, “Vuela de noche”, que por cierto, la portada es muy “Arular”, ¿verdad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s