Conciertos: Jeremy Jay

21.05.2010 > Sala Astoria [Madrid]

Jeremy Jay es un macarrilla [más por la actitud que por su cuidado aspecto] de Los Angeles. Alto, desgarbado con un cierto aire de pánfilo melancólico y que, una vez lo tratas, un poco se cae por su propio peso.

También es un autor bastante prolífico: en cuatro años ha sacado un EP, Airwalker [2007] y 3 LP´s, A Place Where We Could Go [2008] , Slow Dance [2009] y el muy reciente Splash [2010], todos ellos en el histórico sello de Calvin Johnson, K Records.

Su expresiva,  y a la vez, distante forma de cantar a lo Robert Forster [The Go-Betweens ] junto con su talento para las grandes melodías de corte más bien británico [la gente suele mencionar el Bowie de “Hunky Dory”  y el  disco “Kill Uncle” de Morrissey ] le han dado una pequeña todavía, pero merecida, fama como autor de canciones pop con una instrumentación sencilla y [al menos en sus últimas grabaciones] un tanto “ochentera” donde los teclados crean atmósferas recurrentes y no hay miedo a los punteos de guitarra.

Apenas siete meses después de su última visita a Madrid, volvió a una sala más pequeña [la anterior fue el Neu!] en lo que debería de ser la presentación de su tercer disco.  Sabido es por el mundillo de la programación de conciertos la fama que precede a Jay de ser, en el mejor de los casos, bastante informal y algo pasota.

Tampoco en esta ocasión hizo nada para desmentirlo, apareció una hora después de lo anunciado.  Por lo visto estaba en el bar de en frente pasándoselo pipa, y con cara de haber tomado varías bebidas espirituosas de más, para desesperación de los técnicos de sonido, que ni siquiera habían podido hacer la prueba de sonido completa.

Ante tales acontecimientos, parecía que el concierto iba a ser un desastre, pero una vez colocados los instrumentos, comprobado que sonaban adecuadamente y ecualizado la voz de Jeremy [no paró de pedir que le subieran la reverberación hasta que los ecos sonaron en la barra de la entrada]. La banda [compuesta por un batería y un bajista que parecían roadies de Jack Johnson, más un tipo con la típica pinta de hipster-skater californiano que se dedicaba a bailar, aporrear la pandereta y de vez en cuando, un teclado] sonó sorprendentemente bien, de forma nítida, compacta y a un volumen realmente alto para lo que suelen ser los conciertos del Astoria [así es como se conoce al Nasti algunos viernes].

Jeremy se manejaba bien con la guitarra, y empezó apostando sobre seguro, “Breaking in the ice”, “In this lonely town” y “Gallup”,  todas de su segundo disco, cayeron seguidas, tocadas con mucho brío y ganas, ganando todas las canciones en inmediatez con respecto al disco. A partir de ese momento, un Jay más centrado y dicharachero [comentó que venía de la gris Londres y que había sido un “shock “ encontrarse con un día tan soleado en Madrid y más tarde alabó la permisividad en España para fumar en los locales aunque, sí, ninguno del grupo tenía mechero y tuvo que ser alguien del público quien se lo prestara] encaramó la siguiente parte del concierto con parte de su nuevo material, tocando entre otras “Just dial my number”, “This our time”, “Caught in a Whirl”  o la gran “In the times”. En todo este tiempo el público permaneció más o menos bastante pasivo, excepto en los arranques de punteos de Jeremy o cuando este mismo se vio en la necesidad de pedir una púa, ya que no tenía más, y un chaval de las primeras filas se la ¿prestó? Para el tramo final del concierto [que duró poco más de una hora debido a las restricciones de horario del local y a que el grupo, recordemos, llegó una hora tarde] y una vez solucionados el acoplamiento a un amplificador del bajo, volvieron a su segundo disco, terminando con “Slow Dance” y sin la posibilidad de hacer un bis.

La verdad es que esta formación de cuarteto rockero se asemeja a un grupo de pub inglés, pero en vez de versiones y canciones de relleno con muy bien material. Se les veía que disfrutaban tocándolo y, pese a que el público esta vez se comportó de forma más bien tibia, Jeremy tiene tablas, es un buen solista [aparte de fumador compulsivo] y en esta ocasión dio un buen concierto.

por Paco Turégano

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo conciertos, críticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s