El viento sopla en otra dirección [319]

GRUPO: THE SONNETS

CANCIÓN:  Sebastian Said

DISCOS: No Hollywood ending “Descarga digital” [2010]  / Sebastian Said “Descarga digital” [2010]

DISCOGRÁFICA: Despotz Records

“¡Qué vienen las suecas!” es la frase instalada en la memoria colectiva de toda una generación  que, a finales de los sesenta y principios de los setenta, observaba con curiosidad y asombro el fenómeno del turismo playero proveniente de nuestros vecinos del norte, los cuales trajeron su particular idiosincrasia que tan exótica nos parecía en aquel momento.

Cuarenta años después poco queda del pundonor de aquellos días, y el fenómeno sueco se suele observar más en el mundo “indie” a nivel musical y en las calles de Barcelona.  Nuestra mirada hacia ellos no ha cambiado tanto en estos tiempos [lo opuesto nos sigue atrayendo y, ciertamente, siguen siendo más altos y guapos que el celtíbero medio español] y su concepción del pop, tanto a nivel sonoro como estético, tampoco. Suecia vive en un perpetuo revival de las bondades que ofrece una melodía soleada [nostalgia por carencia de Don Lorenzo diría yo] y, salvo honrosas excepciones, un mimetismo con las bandas inglesas de otras épocas que sería hasta preocupante sino fuese por la cantidad de grandes estribillos que pueden llegar a publicar en un buen año.

The Sonnets son un quinteto de Estocolmo y, ya el hecho de ser patrocinados por una tienda de ropa online [Tres Bien] en su último vídeo, nos da una visión sobre la importancia estética en una banda considerada mainstream en su país, aunque la idea de grupo vendedor difiera muchas veces con respecto a la que tenemos en España.

Su primer single “Sebastian Said” es prácticamente un remedo del “Shout to the top” de STYLE COUNCIL cambiando un poco el estribillo y pasando en el videoclip de la mansión victoriana de uno al velero del otro pero con similares actitudes vitales en la letras. En principio la cosa funciona muy bien, aunque si escuchamos atentamente las dos canciones, y aunque los suecos reconozcan que están netamente influenciados por el grupo de Paul Weller, y el teclista Mike Talbot algo falla, el soul, la fuerza, el nervio o la sangre, como quieran ustedes llamarlo se tiene o no se tiene, no basta solo con imitar el sonido y parece que estos chicos no lo tienen.

por Paco Turégano

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo el viento sopla en otra dirección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s