El Crepus en la Nasti

Sábado 12 de febrero > Sala Nasti [Madrid] > 10pm

Después de, en menos de dos años, haber  sacado tres discos amados y odiados a partes iguales por la “escena indie”, Joe Crepúsculo había guardado silencio durante un lapso de tiempo que había desorientado un poco a los fans del catalán. Las ganas de escuchar qué estaba haciendo Jöel fueron dejando paso a la perplejidad cuando empezaron a llegar las primeras noticias acerca de “Nuevo Ritmo” y el cambio del “bakalao  lo-fi” por la cumbia y la bossa nova. Nos decía Joe, charlando un poco con él, que se había dado cuenta de que hay que mirar un poco más a lo latino y dejarnos ya de anglofilia. Luego, contaba no sé qué del planisferio celeste y de ofiuco y criticaba a Hello Kitty. Así, todo enlazado y, sin embargo, extrañamente con sentido[y consentido] … como su música.

Pero el viraje que encontramos en el universo Crepus no surge exclusivamente del “aire de perreo”. El nuevo ritmo que da título al disco aparece también del paso de lo inmediato a lo cuidado; es decir, de las ganas de hacer cosas que “suenen más brillantes”. Buena culpa de ello la tiene el trabajo de Sergio Thelemáticos a la producción que, a su vez, le acompaña con la guitarra eléctrica en los directos.

Esto mismo, que Sergio acompañaba a Jöel en los conciertos, es de lo poquito que sabíamos con seguridad sobre cómo iba a ser su actuación del pasado sábado. Así, nos pasamos media tarde debatiendo si íbamos a tener una noche de sonidos de cabra y bakalao o más bien iba a ser todo “wendysulkero”. Sin embargo, las dudas nos duraron lo que tardó en comenzar el concierto, que arrancó con  “Toda esta energía” en su modo más taleguero. Este modo “pumchin pumchin” [que diría mi madre] fue la tónica de una primera parte que hizo que se ganara a todo el moderneo que abarrotaba el Nasti.

Durante la segunda parte del concierto, llegó Nuevo Ritmo  y con él la fiesta de pueblo y la verbena [en el mejor de los sentidos]. El público, entregado y bailarín,  coreaba todos estribillos – incluso los más recientes que iban aprendiendo sobre la marcha – y aupaba a un Joe que se fue creciendo.

La prueba inicial de los nuevos ritmos fue pasada, por tanto, con nota y parece dejar claro una vez más que el catalán puede hacer lo que quiera y como quiera porque tiene ese componente especial de genialidad que nadie sabe explicar muy bien en qué consiste. Y bien contentos que estamos de ello.

 

por Tang de naranja

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo conciertos

Una respuesta a “El Crepus en la Nasti

  1. Tang de Naranja

    Joder, el arranque no fue “Suena brillante” fue “Toda esta energía”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s