S.O.S. 4.8 [2011]: ¡Murcia, qué Salou eres! [2]

El auditorio acogía los conciertos, a priori, más sofisticados del festival. El viernes tocaban These new puritans acompañados de una veintena de coristas que, en sus camisetas negras, llevaban impresas las letras del nombre del grupo y otra veintena de integrantes de la orquesta sinfónica de Murcia. Esperando el domingo para ver tu cara y luego vas a misa tan retapada. Vamos, que a la cuarta canción dejamos la butaca libre. Supongo que los fans lo disfrutaron mucho más que yo pero a mi no me dijo nada tanta fanfarria. Nada que ver con lo emocionante que sonaron Tindersticks en el mismo recinto hace 365 días o lo que consiguió Patti Smith al día siguiente con su voz, una guitarra y un bajo.

[Aviso a navegantes: si quieres asistir a los conciertos en el Auditorio, y no eres VIP ni golden, hay que recoger una pulsera especial. Para TNP no hubo ningún problema. Yo tampoco lo tuve para ninguno de los conciertos en ediciones anteriores. Pero Patti Smith era Patti Smith. Y yo no me dí cuenta de eso así que, cuando llegamos 15 minutos después de abierta la taquilla, había una cola que daba varias vueltas. ¿Es la solución cobrar 2 € como hacen en el PS para la entrada preferente que tampoco te evita la cola? No creo pero por lo menos aquí van numeradas. Aunque te toque en el fin del mundo. Lo que no entiendo es cómo Standstill también logaron agotar las 1800 localidades del Auditorio y centro de congresos de Murcia. Detesto perder mi tiempo haciendo cola]

Patti Smith escupe sobre el escenario. Dos veces. Quizás por eso tenía yo esa imagen suya de “malota”. Pero no, es una hippie que nos pide que cuidemos del planeta, que evitemos las guerras y que seamos felices. Un encanto de mujer que se ganó al abarrotado auditorio que se acercaba a tocarle la mano. Esa cosa del fanatismo que nunca he entendido muy bien.

Dedicó una canción a Seve Ballesteros y nos contó que su marido también había muerto en el 2007. Como el inglés del españolito medio es “chichinabesco”, cuando la gente oyó Fred “Sonic” Smith empezaron a aplaudir enfervorecidamente a lo que Patti tuvo que apostillar en un italiano más que español, “¡¡¡HE MORTO!!!”. Nos contó que estaba aprendiendo español y que sabía decir “cuchara, mesa, vaso de vino, vaso de cerveza…”, todo muy gastronómico, improvisó una canción sobre Murcia y la visión nocturna de su catedral y nos hizo disfrutar cada uno de los segundos de su show. Seguro que la conferencia de las 3 de la tarde también estuvo genial. Fue en ella donde conoció a Sr. Chinarro, al que invitó a tocar con ella “People have the power” contando con dos guitarras sobre el escenario. El andaluz no se verá en otra.

Enlazó al final del concierto “Because the night”, “People have the power” y “Gloria”. Yo sonreí y situé su actuación en el primer lugar de mis conciertos favoritos del SOS 4.8 y, probablemente, de los muchos que he visto.

A Suede, como a Editors, les pillaron las fuertes lluvias de media Europa por lo que tuvieron que volar hasta Lisboa, y de Lisboa hasta Valencia donde les recogió la organización y consiguieron llegar in extremis a su concierto. No probaron sonido. No les hizo falta. El problema no eran ellos, era que faltaban altavoces hacia la mitad del escenario o faltaba potencia a secas, no había nada más interesante a esa hora y éramos muchas orejas. A mi me convencieron. Tocaron todos sus hits del “Dogman star” y de “Coming up”. Brett nos enseñó su torso de muñeco de cera, su nariz operada [o no] y ondeó su pelazo durante más de hora y media. Seré un sentimental pero Suede me gustaron y, además, terminaron con “Saturday night”. No tengo más que decir.

El festival en directo había terminado, para mí, a las 8, cuando salí del Auditorio Mondosonoro, por lo que me dediqué a deambular de escenario en escenario a ver si algo me atraía. Lo único que puedo decir [que apunté en mi móvil] es que, de lejos, Everything Everything me sonaron a Shakira.

Llegados a este punto, me quedaba disfrutar del gran trabajo como djs de I predict a riot, Caribou y EME [los más acertados]. Pin & Pon djs no tuvieron su tarde más acertada [no sé porqué, porque yo los disfruto cada vez que los veo pinchar] aunque me arrancaron una sonrisa cuando pincharon a Klaus & kinski y “Cerca de Shibuya”. Y así hasta las 6 de la mañana, non stop.

Una de las grandes ideas del festival fue instalar en la plaza de las flores un escenario para disfrutar de los conciertos en las mañanas del sábado. Los últimos bañistas [a los que no llegamos], Mujeres, Sr. Chinarro y Standstill conformaban el cartel. Mujeres me gustaron más en el PS2010 pero hicieron bailar a los que no se habían acostado en 24 horas y a los que disfrutábamos de una caña y un pulpo, Sr. Chinarro no me convenció cuando tocó en su entrevista acústica en R3 pero el domingo en Murcia estaba en estado de gracia y dió lo mejor de sí bajo un sol abrasador [¡qué ganas de verlo con banda!] y Standstill abarrotaron el lugar pero a mi hay ratos que me recuerdan a Batuka mola, eso para muchos no será una desventaja. Eso sí, “Adelante Bonaparte” [que tocaron dos veces, en diferentes versiones] es un PEDAZO TEMAZO.

No nos convence, es lo de siempre, pero estoy seguro que el año que viene nos trasladaremos los 145.8 kms para buscar lo que esta mi ciudad nunca tendrá. Y luego diremos lo que nos pareció. Ese es el trato.

Por cierto, el 4 de junio estarán tocando en el mismo sitio The raveonettes. Murcia, ¡qué hermosa eres!

Foto: @donflúor

por sub>urbia

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo conciertos, críticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s