La piel que habito: Almodóvar brillante, oscuro y sofisticado

Según nuestro diccionario la venganza es la respuesta con una ofensa o daño a otro recibido. La venganza también es un tema recurrente en el cine contemporáneo, siendo embrión de grandes obras como Encontré al diablo de Kim Jee-woon, o Kill Bill de Quentin Tarantino. En  Confessions, de Tetsuya Nakashima, los asesinos sufren un castigo psicológico inconcebible por parte de la madre de su víctima. En otro extremo se encuentra La piel que habito de Pedro Almodóvar. Nos hallamos ante una venganza física inexplicable.

A pesar de las evidentes semejanzas con la imprescindible Los ojos sin rostro de Georges Franju en La piel que habito se plantea una historia fresca, nueva, con una puesta en escena impecable. Almodóvar sugiere una manera contemporánea de entender unas tramas ya evocadas en filmes como Frankenstein [los experimentos con cuerpos humanos]  o La novia vestida de negro [atentar contra los causantes de sus males]. Es un thriller de venganza médica sobre la identidad de género.

Banderas consigue crear a un villano elegante pero con un toque escalofriante: el Doctor Robert Ledgard. Una esposa incinerada, una hija violada: el destino elige al vengador. Nos regala un antihéroe oscuro capaz de cualquier cosa con tal de lograr su objetivo, después de años de personajes menos inspirados. Elena Anaya interpreta a una extraña mujer que el trastornado médico retiene en su mansión bajo la atenta de vigilancia de su criada [Marisa Paredes]. La espeluznante relación entre estos personajes es el mayor misterio de la película.

Con La piel que habito Almodóvar estudia el comportamiento de sus dos principales protagonistas, tanto el masculino como el femenino: el frío cirujano y la intrigante mujer cautiva con la que el doctor experimenta con un nuevo tipo de piel resistente a quemaduras [aunque podemos considerar esto último como un Macguffin].

Almodóvar logra sorprender con elementos ausentes en su reciente filmografía y sin apoyarse en imágenes sensacionalistas: a pesar de que la trama de la película bien podría pertenecer a un filme del reciente “cine de la crueldad francés” [Martyrs] no hallamos aquí ninguna escena que pueda herir la sensibilidad a nadie, si bien las palabras del Doctor Ledgard, en concreto una revelación, puede estremecer a más de uno hasta límites insospechados. Encontramos una atmósfera extraña, atractiva, unida a los elementos habituales [extrema exageración melodramática y giros sorprendentes] sin llegar a asomarse a lo ridículo en ningún momento [a pesar de alguna situación surrealista marca de la casa] pero logrando que el espectador sea capaz de poder esperar cualquier cosa de cara al desenlace.  Como es habitual en el cine de Almodóvar, viajamos al pasado de los personajes y la trama laberíntica tiene varios desvíos que se  integran sin problemas en su clímax final.

Nos hallamos ante un trabajo inquietante y maduro de un director que asume sin problemas la mezcla de géneros [terror y telenovela van de la mano], perfeccionando sus habilidades en una fascinante película a la altura de las más grandes de su filmografía.

por Nacho Badenes

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cine

2 Respuestas a “La piel que habito: Almodóvar brillante, oscuro y sofisticado

  1. vic

    Igual no vimos la misma peli…Yo no vi nada de eso…No me creí nada…me entraba la risa…no entiendo el artificio en el cine…que cada plano pueda ser una lámina que colgar en la pared me parece decoración, no arte.
    Pa gustos colores.

  2. Nacho B

    Lo de las láminas es porque el director de fotografía, José Luis Alcaine, hace un trabajo sensacional. Tiene que ser muy complicado lograr un resultado final tan bueno. Y en cuanto al artificio Almodóvar lleva toda la vida defendiéndolo. En sus películas logramos ver con total normalidad hechos que a priori resultan inverosímiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s