Elefant club 003: Fiesta fin de curso bajo la lluvia

03.12.2011 > Sala Siroco [C/ San Dimas, 3] > Madrid

¿Os acordáis cuando llegaba la navidad y nos vestían de cualquier elemento del belén para regozijo de nuestros progenitores? ¿y recordáis que aunque nos equivocáramos nuestros padre se mostraban muy orgullosos de nosotros? Pues eso, más o menos, fue lo que pasó el pasado 3 de diciembre en la fiestaconcierto celebrada por elefant bajo el nombre de Elefant club 003: Capuchas de lluvia en la Sala Siroco que, afortunadamente, hacen suya los primeros sábados de cada mes.

Con menos público que en la anterior fiesta [la magistralmente protagonizada por Corazón y Single] pero con el mismo retraso [aunque en la entrada ponga a las 9.30 pm, nunca vayáis antes de las 10.30 pm], a eso de las 11 pm salieron Papá topo a un escenario repleto de aparatos. Adrián hace sonar la primera base y no la oyen. La para. Aplausos. Lo intenta por segunda vez y, cuando llevan un minuto de canción, la vuelve a parar. Paulita pregunta si la retoman desde el principio o desde la mitad. Desde el principio. Y a la tercera va la vencida. Por si esto fuera poco, al final de la canción en la que colaboró uno de los componentes de Fitness forever, a Paulita le falló el micrófono y el técnico dió la vuelta entera a la sala para cambiárselo. Cosas del directo. A mi, particularmente, me producen ternura. Creo que tienen grandes canciones, “Lo que nos gusta del verano es poder comer helado” o “Chica vampira”, y otras que no han envejecido tan bien aún siendo muy jóvenes, “Oso panda”, pero que hacen las delicias de todo el que los ha ido a ver. Ésta sonó hacia la mitad del concierto, como hacen los grandes, evitando dejar el “hit” para el final. Entre medias, un porrón de nuevas canciones [algunas de ellas en mallorquín] e intentaron defender un concierto de una hora, que sin los problemas técnicos [a Adrián y al piano, por ejemplo, se les oía muchísimo más que a Paulita] y los nervios hubiera sido bastante más llevadero para ellos y para nosotros.

Uno de los momentos más divertidos de la noche fue cuando hicieron la versión de “Una sola palabra” alegando que siempre han pensado que esa canción la podría haber cantado Jeanette. Hacia la mitad se disparó una base que, según dice un amigo, las carga el diablo. Piano, voz, fallos y coros del respetable…Al final, pedíamos otra pero Adrián comentó que luego saldrían con Fitness forever destrozando así lo que se suponía que era sorpresa según la mirada inquisidora y el comentario de Paulita.

En la publicidad del evento anunciaban una artista sorpresa que no era otra que Cristina Quesada, una risueña y pequeñita canaria que me ganó con su ternura desde el principio. Como hicieran Astrud hace unos años [“la sorpresa es una forma de violencia gratuita”] contó desde el principio que iba a tocar cuatro versiones con su ukelele. Sonaron,entre otras, “¿Por qué me tengo yo que enamorar?” de Los fresones rebeldes, “Pineapple princess” de Anette Funicello, “Viaje a los sueños polares” de Family ante la atenta mirada de Guille Milkyway que nos dió la bienvenida a la fiesta, musicalmente hablando. Una delicia ambos dos.

Y luego llegaron los de 2ª de Bachillerato, los mayores: Fitness forever. Desde Italia, siete simpatiquísimas personas sobre el reducidísimo escenario de la Sala Siroco desgranando las canciones que componían su larga duración para Elefant, Personal Train [2009]. Aprovecharon para presentar algunas de las canciones que compondrán su próximo disco  y algunas incluídas en los EP para la discográfica independiente como “Palma de Mallorca” junto con Paulita de Papá topo. Tras sonar la deliciosa “Vacanze a Settembre”, “L’Anarchica Pugliese” o “Albertone”, entre otras, los dos Papá topo subieron para perpetrar la última versión y llegar al éxtasis final.

Por el camino, dejamos la presencia de Band apart, las bonitas camisetas de Papá topo y a un señor mayor que yo que convenció a su mujer para ir al concierto y, ante el hastío de ella, tuvo que abandonar la Siroco a medias del concierto de uno de sus grupos favoritos. Sin duda, el Elefant club es una de las citas ineludibles en los sábados de la capital. La próxima el 7 de enero con Guatafán, Capitán Sunrise, Los bonsáis, Borja Prieto a los platos y, el habitual, Luis Calvo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s