S.O.S. 4.8: Puntos y aparte

He de reconocer que el SOS 4.8 empezó bien. Y no me refiero a este año [que también, con The magnetic fields], me refiero a que hace 5 años era sorprendente lo bien organizado que estaba y lo fácil que funcionaba todo. Ya no. Va cayendo en picado. Muriendo por culpa de su propio éxito. Sí es cierto que, a día de hoy, es el mejor festival en cuanto a calidad – precio. Razonaré mi respuesta: Uno de los mejores escenarios con el que cuenta el SOS [sólo superable por el Auditori del PS] es precisamente el auditorio. Ahí hemos DISFRUTADO, sí en mayúsculas, de los conciertos de Patti Smith, La bien querida o Tindersticks, entre otros muchos [el de PJ Harvey tuvo que ser la hos*** pero no llegamos]. Por fortuna, no cobran 2 € por reservar tu entrada [después de pagar el abono, como hace otro festival] pero a cambio tienes que hacer una cola que en algunos casos es bastante sangrante para que te pongan una pulserita extra [el olimpo para los que las coleccionan pulseras de festivales porque sólo yendo al SOS4.8 te puedes llenar el brazo] y te den una entrada. Antaño esas entradas estaban numeradas con lo que sólo tenías que tragarte una cola y tu asiento estaba asegurado. Ahora no. Ahora recoges tu pulsera y tu entrada no numerada y haces una segunda cola para asegurarte un buen sitio. Lamentable retroceso organizativo…

Por suerte [o por desgracia para ellos], The Magnetic fields no tuvieron tan buena convocatoria como algunos de sus antecesores y no hubo problema para coger un buen sitio. Eso y que supongo que la gente que no forma parte del poco selecto grupo de los 5millones600mil estaba llegando a la huerta a esas horas. Nos gustan Stephen, Claudia y sus huestes. Y nos gustan mucho, pero acabábamos de entrar en un festival, hacía sol fuera, nos habíamos tomado nuestros primeros litros a 7.5 € y en cuanto terminara queríamos ir a ver a otro grupo que también era en interior. No era el momento. A muchos nos entró sopor y otros incluso pegaron cabezazos. Eso sí, una vez que entras en el juego y te olvidas de que el sonido está un poco bajo, disfrutas de un gran concierto. Pero eso es porque las canciones de The magnetic fields son preciosas, saben ejecutarlas en directo y 69 love songs es un DISCAZO.

The magnetic fields

Tengo la absurda teoría de que este año los horarios los hizo el becario del SOS 4.8. Será la crisis. Sólo así me explico que programen a Nacho Vegas y a The magnetic fields a la misma hora [supongo que el asturiano los verá en la cita madrileña porque me cuentan que se declaró “fans” en público: “Dicen que el Rey del Pop es Michael Jackson, pero el verdadero rey del pop está tocando ahí al lado y se llama Stephin Merritt”] o meter a Hidrogenesse en un Auditorio minúsculo presentando su nuevo trabajo. No empezó bien mi festival. Me quedé sin vera Carlos y Genís porque los conciertos de estos compañeros de viaje e ídolos se solapaban. Cosa de los festivales sí, pero es que el SOS 4.8 lo había hecho muy bien en anteriores ediciones. Supongo que disfrutarán con nuestro sufrimiento. Me imagino al becario “y este y este juntos, ¡qué se jodan los poperos!”.

El Auditorio también albergó el que servidor considera el mejor concierto de este año y que pocos pudimos disfrutar. Por suerte, vimos que podíamos ir mientras esperábamos una de nuestras citas ineludibles después del subidón de Mogwai. Pero Miqui Puig consiguió meternos en los bolsillos de su traje y tuvimos que retrasar nuestra llegada a The flaming lips, perdiéndonos la salida de Wayne Coyne [que por otra parte, tenemos más vista que las comparecencias de SorayaSáezdeSantamaría], la “Yeah, yeah, yeah song” que fue la primera, la ausencia [según nos dijeron unos a los que parecía gustarles el grupo] de “Race for the prize”  y el apoteósico final con la flamante “Do you realize?” y bien de confetti. El concierto de The flaming lips es ya más predecible que la derrota de Sarkozy…

Volvamos a Miqui Puig. Supongo que lo bonito fue la sorpresa. Elpropio festival producía un espectáculo que llamaron “Miqui Puig & Original Jazz Orquesta taller de musics presenta: Canciones que hacen BUM y otras memorias Pop”. Y eso fue, ni más ni menos. Una batería de “cancionzacas” pasadas por la turmix de una banda de jazz compuesta por una treintena de músicos. El otrora líder de los sencillos las presentaba y las disfrutaba y nosotros no pudimos dejar de bailarlas: La buena vida, Duncan Dhu, Los planetas [“Segundo premio”, la única que habíamos escuchado anteriormente], Brigthon 64, “El rey del glam” de Alaska & Dinarama con toda la big band dando vueltas por el escenario, alguna composición propia y “Miedo a la muerte estilo imperio” de Astrud de la que confesó que quiere grabarla aunque le cueste un riñón y que, desgraciadamente, tocó en el bis. Y digo desgraciadamente porque se me ocurren infinidad de canciones que hacen BUM y que se dejó en el tintero como por ejemplo cualquiera de Berlanga. Un, dos, tres…responda otra vez.

Desde aquella noche de sábado sueño con que cualquier programador con criterio quiera repetir esa experiencia [a pesar de que supongo que valdrá un pastizal mover a tanta gente] y espero que me hagáis caso y no os lo perdáis.

Miqui Puig

Y volvamos al escenario grande, que de eso se tratan los festivales [aunque este no tenga escenario Mordor como el PS]. Como no pudimos entrar a ver lo de Alan Turing nos fuimos a ver a The Kills y su batucada pero como no nos interesaban demasiado tampoco les hicimos mucho caso ni siquiera a los autómatas. Friendly Fires, en el grande también, nos recordaron a !!! y nos hicieron bailar antes de que llegara el plato fuerte de la jornada. Los que estuvieron en La estrella de David nos cuentan que estuvo muy bien, pero es que de nuevo coincidían con algo.

Sin embargo, me dió igual que coincidieran el sábado Love of Lesbian La casa azul. Tenía muy claro que quería mi dosis pop y chiclecosmos y, de todos es sabido, que LOL hace un par de discos que dejaron de interesarme. Fue en ese momento en el que, como repite un amigo, pasaron a ser el grupo de “las novias de modernos que quieren ser modernas”. Lo petaron, claro.  El concierto de Guille Milkyway desmerece en festivales. Para quiénno lo haya visto en el show de 2 horas está claro que es un subidón festivo [esta vez bien programado] pero a los que lo hemos seguido nos deja un sabor de boca “regulero”. Hay medleys que deberían estar yno lo hacen, y otras que suenan y se podrían haber evitado. Evidentemente, no hay solos al piano y es todo mucho más veloz.

Los que consiguieron no coincidir con nadie fueron los murcianos Klaus & kinski [léase Klaus y kinski] que jugaban en casa por segunda vez en el festival. Son grandes y punto. Y lograron convencer hasta los más gruñones con su música [o por lo menos los que gruñían a mi vera]. Marina estuvo más parca en palabras y sólo nos invitó a la verbena que habían montando [gracias a unos visuales que había realizado Chema García Ibarra en el que veíamos un anochecer a tiempo real muy al estilo Reygadas y para el que usaron el proyector que días antes pedían a sus seguidores en facebook y unos leds de colorines para los pies de micro] y confesó que, aunque sonara a tópico, nunca habían tocado ante tanta gente. Fue uno de sus mejores conciertos a pesar de que cuando empezaron la desafinación de Marina era importante [alguien me dijo “es que cuando se empeña en cantar bien, la caga”]. Sonaron muchas de las canciones de Herreros y fatigas y se les vino el tiempo encima. Por suerte, podríamos recuperarlo a la mañana siguiente.

K&K habían ocupado el lugar que dejaron Antònia Font, la dosis que el SOS 4.8 dedica cada año a los catalanoparlantes. Vimos un trozo [sonaban bien, cantaron canciones de Lamparetes y eso…] y nos fuimos a ver a un zaragozano que canta en inglés en el escenario grande. Sí, en el grande. Congregó a bastante gente y desde donde estábamos no podíamos ver los contoneos de Bigott, una de sus grandes bazas aunque sí distinguir a Paco Loco echándole una mano.

Dejo para el previo al final el gran momento de mi SOS 4.8. Los que lo vivisteis en el PS del año pasado supongo que no flotaríais como yo lohice durante esa hora y media de concierto. Los que estuvieron en Barcelona cuentan que este fue mejor. No sé, no puedo comparar. Pero lo del viernes en Murcia fue inmenso. Huelga decir que Pulp repasaron gran parte del Different class y saltamos con “Do you remember the fist time”, “K.I.E.R.E.M.E.”, “Disco 2000”, “Come on people” y se nos pusieron los pelos como escarpias [los de arriba también] escuchando “This is hardcore”. Jarvis Cocker actuó como se espera de un frontman en condiciones y hasta bailó flamenco sobre sus tacones y bajo los fantásticos neones que decoran el escenario. Cuentan que se oía poco. Yo me oía y lo disfruté así. Espero no haber molestado a los de al lado. ¡Ah no! Eran dos jovenzuelos que no sabían ni quiénes eran. Luego Gossip intentó hacer algo parecido, pero sólo convenció a los que al día siguiente abarrotarían Love of lesbian. Casualidades dela vida. Ni los extintos “Will always love you” ni Nirvana le ayudaron demasiado. ¡Ah! y lo de la leyenda urbana de que se ha quedado en 70 kilos es eso: una leyenda urbana.

Y los que buscan zapatilla, que cada vez son muchos más por los que los conciertos parecen una mera excusa [espero que el festival no corra la suerte del primer Creamfields Andalucía, o sí], la tuvieron sobre la piscina y en los escenarios, hubo de verbena de pueblo [The zombie kids, donde aguanté un microsegundo porque aquello parecía la discoteca de mi pueblo allá por los 90] y plagados de hits previsibles [Cupcake Buffet libre + Meneo en los visuales, que me alegraron el final del festival]. Las sesiones de la sala Theatre tenían una pinta acojonante pero me temo que nos hacemos mayores. Lo mismo es cierto eso de que nuestro festival empieza a ser el South pop Isla Cristina…o eso o que nos apetecía disfrutar de los conciertos del domingo a las 12.15 h. en la Plaza de Santo Domingo cambiando su ubicación con respecto a la edición anterior. ¿Por qué? Porque Redbull les había “prestado” un autobús completamente equipado en cuya parte alta y cubiertos por una lona los grupos murcianos ejecutarían sus conciertos matinales. Y eso en la Plaza de las flores no cabe. Klaus & kinski [léase Klaus y kinski] se desquitaron del parón de la jornada anterior y recuperaron algunas de las canciones que no sonaron, volvieron a lucir orgullosos el virtuosismo de Pili e hicieron bailar a los que nos habíamos levantado y a los muchos que aún no se habían acostado. Marina dedicó alguna canción a las madres [“y perdonad a vuestros hijos si hoy están un poco resacosos”], pasó lista a los familiares y se hizo eco de una virgen que pasaba porla calle Platería. El costumbrismo patrio que no falte. Hace mucha ilusión ver a niños y niñas disfrutando de la música que suena en nuestro ipod y las señoras de domingo mirar estupefactas o incluso arrancarse a bailar alguna canción.

¡He visto a la virgen!

Precisamente un concierto muy para niños es el de Parade que tocaba en sustitución de Maika Makowski [por causas ajenas a la organización y que espero que no tengan que ver con la menor afluencia de público]. Estuvo muy bien con su camiseta negra de Arale de Inditex aunque lamentablemente se acusó mucho la falta de la voz femenina que me cuentan que estuvo probando sonido y que misteriosamente no apareció después [lo mismo le daba vértigo]. Así que nos quedamos con su concierto del sábado, bajo la lluvia, e interpretando, entre otras, algunas de las canciones del Dedicatessen editado por Jabalina y dedicado al Estudio Giblin, ante la atenta mirada de La casa azul al completo.

Está claro que nunca llueve a gusto de todo [y en Murcia que casi nunca lo hace cayeron unas gotillas] pero de esta edición del SOS 4.8 me quedo con varios momentos memorables y con lo que os quedaréis: ese reecuentro con los amigos y enemigos que veis de festival en festival. Que digo yo que lo mismo para tomarte una cerveza con ellos no hace falta convocar a 64mil personas. Y de los disfraces mejor no hablo que no soy yo muy de disfraz…y de las exposiciones y las conferencias tampoco que me las perdí un año más aunque me consta que las actividades comisariadas por Jordi Costa estuvieron muy bien, aunque parece ser que al pobre lo criticaron bien por la expo, pero es que a mi me falta tiempo para todo. Veremos si me organizo mejor en 2013 o me cogen a mi de becario.

por Víctor

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “S.O.S. 4.8: Puntos y aparte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s