Archivo de la etiqueta: Two door cinema club

Sub>urbia 396 [21.06.2012]

Ruin_Catpower

Tu perrito librepensador [versión Anexo]_Single

> Infusión de cactus > Please forgive my heart_Bobby Womack

Himno del caminante kamikaze_Fernando Alfaro

L’eau á bouche_Burrito panza + Is

The cave [Mumford and sons cover]_Two door cinema club

Los chicos hoy saltarán a la pista_La casa azul

Rostro pálido_Tórtel

> Te pongo > El parri_Arderemos

The look Two [Inch Punch’s Shook Shook Rmx]_Metronomy

Magic_The sound of arrows

> El fin del mundo > Conexión con el MDNA tour > Hung up_Madonna

Saeta doble_Nosoträsh + Fernando Alfaro

Puedes descargar y escuchar el último programa de sub>urbia antes de los especiales que nos llevan al 400 y al final aquí

Two door cinema club

Deja un comentario

Archivado bajo programas

sub>urbia -32 [17.11.2011]

Bar Bacharach_Bigott

Dos bandos_Nacho Vegas

> Infusión de cactus > Happiness_Marquer

Monkeys everywhere_Lüger

Kids_Two door cinema club

Deconstruction_Fanfarlo

> Las montañas encantadas > Warm in the winter_Glass Candy

Battery kinzi_Fleet foxes

> Te pongo! > Cambiada_Maronda

Tus siete diferencias_Manos de topo

> El fin del mundo > ¿De verdad quieres ser un vampiro de verdad?_Sarassas music > Give me all your love_Madonna > No hay trampa ni cartón_Alive

Puedes descargar y escuchar el programa completo aquí y en mediafire

2 comentarios

Archivado bajo programas

Sub>urbia 354 [12.05.2011]

Kids_Two door cinema club

Patti Smith_People have the power

> Las montañas encantadas > Don’t stay for breakfast_Ströer

Babieca_Sr. Chinarro

Quiromántico [versión de Sr. Chinarro]_La habitación roja

> Te pongo! > La otra ciudad_Puerta 10 Band

La, la, la_Saint Etienne

Cuando nadie pone un disco_Odio París

1983_Pelle Calberg

> Infusión de cactus > I hate you but I love you_Russian red

> El fin del mundo > Oculta realidad_OBK > The edge of glory_Lady Gaga

Podéis descargar el programa completo aquí

1 comentario

Archivado bajo programas

SOS 4.8 2011: MUCHO CONFETTI PA TAN POCA CABALGATA

La que va en chándal y con los morros rojos, el que [o la que] ligó y hoy no se acuerda del nombre de su rollito, los del botellón eterno, los de tranquis, los que salen siempre en las fotos mirando hacia arriba y los que se perdieron en el primer grupo y no sé supo de ellos nunca más, estuvieron en un SOS que disfrutamos todos.

Antes de caer en las fauces de las mentiras mediáticas de este lunes infausto: “no sé qué pasa que mienten”, me gustaría dejar blanco sobre negro [Michael sobre Jackson] lo que yo viví en el SOS murciano. Cuantitativamente es una apuesta indiscutible que con un tercio del presupuesto de otros es capaz de arrastrar a 40.000 personas y ante eso no hay más que hablar. Es un ejemplo de rentabilidad que exhiben hoy orgullosos los medios propeperos y en eso no vamos a entrar aunque no nos gusten esos medios y sepan de música lo que yo de cetrería.

Nos gustan los festivales, nos gusta el SOS y nos gusta que los políticos inviertan en cultura, más en música, más si la música es buena y más si es cerca que hacemos poco gasto de gasoil. Es un gran festival que hay que apoyar, fomentar, ensalzar pero también intentar mejorar. Porque estando tan cerca, lo queremos como nuestro.

Lo preocupante, lo jodido de todo esto, es que los festivales, y en general la música, se están contagiando de un mal que arrasa en nuestra sociedad. LA FALTA DE CALIDAD. No sólo éste.

Falta calidad, siempre fue así, en algunos grupos españoles que desde tiempos pretéritos copian a los extranjeros y hacen caja de esa creatividad ajena en España, esos grupos no me “morlan” nada y preferimos los que le echan pelotas a esto o al menos los que se basan en lo nuestro como Lori Meyers. Falta también calidad cuando lo mejor, o de lo mejor, se lleva al escenario más recóndito, a la hora más remota y se limita. Falta, a raudales, cuando se hace un evento musical y no suena [porque después de la cacota del norte que fue el año pasado el escenario b, este año al escenario a le han faltado tarugos]. Que las guitarras suenen bajas en un festival indie es como montar el mejor puticlub del mundo y llenarlo de eunucos, practicarán otras formas de sexo pero de coito ni hablar.

Pero lo que me hace ponerme a escribir en esta mañana de lunes son las crónicas de los medios nacionales, que sí, que es de puta madre el SOS, que sí que se gasta en publi, que anima el cotarro y tal y tal y tal, pero si algún menda os cuenta que Suede fue flojo es que, amigos, tiene la sensibilidad de una pared de hormigón y es que pasó, y estuvimos allí, que un entregado Brett Anderson mostró un impecable estado de forma apoyado por la mejor banda que ha tocado en este festival. Las guitarras sonaron bajas como todas las bandas que tocaron ese escenario SÍ, pero el aire se tornó denso y húmedo, oscurecieron las fachadas murcianas y vivimos esplendidos pasajes que nos recordaron que un día hubo otro tipo de festivales donde triunfaban grupos como los Smith.

En nuestra ruta también disfrutamos de la efusiva sonoridad de Two Door Cinema Club y la exuberancia escénica de Chk Chk Chk y la falta de bandas que sonaran y la falta de talento y la falta de esa calidad que reivindicamos, hizo que la electrónica reinara y nos quedáramos con la sensación de que sobran grupos de modernos metrosexuales cuidadosamente desarreglados y faltan pelotas, mojo, tarugos y camellos.

Texto y foto: @donflúor

11 comentarios

Archivado bajo críticas, festivales